¿Qué NO es acoso laboral?

Muchas veces tenemos claro qué hechos constituyen acoso en el trabajo, sin embargo, en el post de hoy hablaremos de todo aquello que no es acoso laboral.

También hemos hecho este vídeo donde explicamos resumidamente el post que estás a punto de leer:

 


Concretamente hablaremos de los siguientes puntos que no constituyen mobbing:
• Un hecho aislado
• Hecho colectivo organizado
• Presión legitima
• Discusiones legítimas
• Críticas constructivas
• Revisión correcta por parte de un superior

que-no-es-acoso-laboral-mobbing

¿Qué NO es acoso laboral?

Un hecho aislado: Por ejemplo, llegar a trabajar y que tu jefe no te dé los buenos días o que te llame más tarde al despacho donde me diga que el informe que le presentaste no le ha gustado. Eso por si mismo, no sería acoso laboral: se trataría de un hecho aislado.
Hecho colectivo organizado: En un ERE o una medida que se toma para todo un departamento de la empresa. Por ejemplo, a partir de ahora los comerciales no tendrán coche de empresa o no se les va a pagar el ticket restaurante. Esa situación afecta a toda la empresa, pero sería una situación a tratar más con el comité de empresa y con los sindicatos.
Presión legitima: Entra dentro del sentido común de las personas: La presión legítima que ejerce un jefe. Pongamos el caso que tenemos un plazo para la entrega de un pedido antes del viernes, es normal que a la gente se estimule para trabajar más y cumplir con la entrega.
Discusiones legítimas: Entraría dentro de lo habitual que haya intercambio de pareceres, que el jefe tenga una visión concreta de un tema y que el trabajador lo vea de otra forma.
Críticas constructivas: Como las discusiones legítimas, si los aportes de los compañeros o superiores hacen que el trabajo sea mejor, no constituyen ningún hecho de acoso.
Revisión correcta por parte de un superior: Si un superior revisa los trabajos o procesos con el fin de optimizar, por sí solo, no podríamos hablar de un acoso laboral.

Un hecho aislado, NO es acoso laboral

El problema radica en que muchas veces los hechos aislados no son motivo de mobbing, sin embargo, si tienen una intencionalidad y una persistencia en el tiempo, sí que podríamos estar hablando de acoso en el trabajo.
Estos son motivos que se tendría que analizar pormenorizadamente con el abogado laboralista especializado en acoso laboral. Siempre decimos que lo mejor es acudir a una visita privada a un especialista para que analice los casos y que el remedio no sea peor que la enfermedad.

Si te ha parecido interesante el artículo, coméntalo en nuestro foro. ¡Nos encanta saber vuestra opinión! y si te ha gustado mucho comparte en las redes sociales :)

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Al continuar navegando por www.fontelles.com estás aceptando nuestro uso de cookies. Encontrarás la información detallada en Ver política de cookies. ACEPTO

ACEPTAR
Aviso de cookies