Contrato en prácticas

¿Qué es un contrato en prácticas? El contrato en prácticas es un contrato que va dirigido a todo trabajador que ha finalizado sus estudios o está en posesión de un título universitario, de formación profesional de grado superior o medio. A pesar de que el contrato está orientado a recién licenciados, no tiene restricciones por motivos de edad, siempre y cuando los requisitos se cumplan.

Como es evidente, el puesto de trabajo deberá permitir la obtención de la práctica profesional correspondiente al nivel de estudios. Por tanto, tiene que haber una correlación entre la titulación del trabajador y el trabajo efectivamente realizado en la empresa.

contrato-en-praticas

¿Por qué existe un contrato en prácticas?

España tiene el dudoso honor de poseer la tasa más alta de desempleo juvenil de los seis países mediterráneos con peores resultados de la Unión Europea, como son Croacia, Chipre, España, Grecia, Italia y Portugal. Con un 53,2% de desempleo juvenil, resulta difícil ser optimista y este tipo de contrato busca ser el primer punto de acceso al mercado laboral.
Características del contrato en prácticas:
La formalización del contrato en prácticas deberá estar por escrito.
Si no se hubiese realizado por escrito, el contrato se presumirá celebrado por tiempo indefinido y a jornada completa. Sin embargo, tal y como marca el artículo 8.2 del Estatuto de los Trabajadores, si se acredita la naturaleza temporal o a tiempo parcial de los servicios, este punto quedaría invalidado.
Si el contrato se celebra a tiempo parcial, en el mismo deberán figurar el número de horas ordinarias de trabajo al día, a la semana, al mes o al año contratadas y su distribución. Si no se detallan estos puntos, se presumirá que el contrato se celebra a jornada completa.
En cualquier momento, tanto el trabajador como el empleador podrán exigir que el contrato se formalice por escrito durante la relación laboral.
Cualquier trabajador que no estuviera dado de alta en la Seguridad Social, transcurrido el periodo de prueba, salvo que de la propia naturaleza de las actividades o de los servicios contratados se deduzca claramente la duración temporal de los mismos, también será dado de alta con un contrato a jornada completa.
Todos aquellos contratos temporales celebrados en fraude de ley, se presumirán por tiempo indefinido.
Los representantes legales tendrán que estar al corriente de los contratos a tiempo determinado.
El contrato se comunicará al Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE) en un plazo de diez días siguientes a su concertación.
En los trabajadores a distancia, en el contrato deberá constar el lugar donde se realice la prestación.

El certificado de prácticas realizadas

Cuando el trabajador termine el contrato en prácticas, la empresa entregará un certificado en el cual aparecen el número de horas empleadas, tareas y cargos realizados durante la estancia en la empresa. Se trata del primer contacto con el mercado laboral y la acreditación de unas horas posibilita al recién licenciado el poder realizar una transición al mercado más gradual.

Ventajas para la empresa del contrato en prácticas

La empresa tendrá una reducción del 75% de las cuotas de la Seguridad Social si se contrata a un joven que llevase un tiempo haciendo prácticas no laborales en la empresa.
Si este contrato en prácticas finalmente se convirtiese en contrato indefinido, la empresa de menos de 50 trabajadores obtendría una bonificación de 500€ por cada trabajador y 700€ por trabajadora, que se podrían descontar en las cuotas a la Seguridad Social.

Características
De forma resumida, las características de este contrato son:
• El trabajador estará dado de alta en la Seguridad Social. El empleado estará cotizando para el desempleo y si tuviese derecho a la percepción del paro al finalizar el contrato, podría solicitarlo.

• Según la legislación actual, es obligatorio que no hayan transcurrido más de 5 años desde la obtención del título, o si se tiene alguna discapacidad, 7 años. Según el Plan de Empleo Juvenil actual, si se trata del primer empleo y es menor de 30 años, no se tendrán en cuenta estos plazos.

El periodo del contrato en prácticas es de seis meses a dos años. En el caso de una incapacidad temporal, riesgo durante el embarazo o lactancia, maternidad, adopción o acogimiento y paternidad se interrumpirá el cómputo total de la duración del contrato.
El salario debe ser como mínimo un 60% del que corresponde al lugar de trabajo, durante el primer año. En el segundo año, el salario mínimo asciende al 75%. En ambos casos debe superar el Salario Mínimo Interprofesional.

El Contrato de formación y aprendizaje y las prácticas no laborales.
El Contrato en Prácticas no es lo mismo que el contrato de prácticas no laborales y el Contrato de formación y aprendizaje.
Las prácticas no laborales durante los estudios: La mayoría de estudios tienen un conjunto de asignaturas con unas prácticas asignadas. Se trata de un complemento práctico a la teoría impartida en la asignatura y no se considera que sea de carácter laboral.

El contrato de formación y aprendizaje, se orienta a jóvenes de 16 y 24 años que en el momento de ejercer la formación, no posean una cualificación profesional reconocida. En este tipo de contrato, el estudiante no realiza la totalidad de la jornada completa, ya el objetivo es que termine la formación profesional de grado superior o medio y que tras realizarlo exitosamente obtenga el certificado de profesionalidad. Como hemos dicho el estudiante realizará un 75% de las horas máximas en el primero año y el 85% en el segundo y el tercer año.

Legislación aplicable
El contrato en prácticas se regula por lo indicado en:
o Real Decreto 488/1998, 27 de marzo, según el artículo 11 del Estatuto de los Trabajadores en materia de Contratos Formativos.
o Convenios colectivos de ámbitos sectorial estatal o, si no lo hubiese, los convenios colectivos sectoriales de ámbito inferior.
o Estatuto de los trabajadores.
El Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE) pone a disposición un modelo de contrato en prácticas que te puedes descargar aquí.

Abogado laboralista en Barcelona

abogado-laboralistas-barcelona

¿Buscas un abogado laboralista en Barcelona? Fontelles Advocats es un despacho de abogados multidisciplinar con sede en Barcelona y con competencias en todas las áreas del Derecho. Fontelles Advocats ofrece sus servicios tanto a empresas como a particulares que precisan de un asesoramiento jurídico. Si tienes alguna consulta, no dudes en ponerte en contacto con nosotros. Estaremos encantados de poderte ayudar a solventarla.

Si te ha parecido interesante el artículo, puedes comentarlo en nuestro foro. ¡Nos encanta saber vuestra opinión!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Al continuar navegando por www.fontelles.com estás aceptando nuestro uso de cookies. Encontrarás la información detallada en Ver política de cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies